Un sistema global de protección que brinda herramientas para monitorear enfermedades y es esencial para mejorar la toma de decisiones y maximizar los resultados productivos.

En un sector tan competitivo como la avicultura actual, carne o huevo, es muy importante ser eficientes para poder obtener parámetros productivos que sean rentables y de una excelente calidad. Para ello es necesario tener controladas todos los eslabones de la cadena, desde la producción de un BB de calidad, hasta el final de la cadena productiva. Una de las variables más importantes para poder alcanzar los objetivos productivos, son las vacunaciones.

Una correcta inmunización garantiza la prevención de las enfermedades, las cuales pueden condicionar los resultados de manera negativa. Un adecuado estatus sanitario de los lotes permitirá sacar el máximo beneficio, evitando pérdidas importantes a nivel de los parámetros zootécnicos (mortalidad, índice de conversión, crecimiento diario); un aumento de tratamientos antimicrobianos (importante por el costo añadido y por la coyuntura actual), así como una merma en la calidad que llegará a matadero (menor uniformidad de los lotes, mayor tasa de rechazos).

DESAFÍOS EN LA VACUNACIÓN DE LOS ANIMALES

Una de las preocupaciones que se tiene ante un proceso de vacunación, es tener la certeza de que la vacuna está correctamente aplicada. Esto, que parece una obviedad, a veces puede ser complicado, ya que no es fácil inmunizar correctamente el 100% de los animales.

El traslado de las vacunaciones desde granja a la planta de incubación permite un mejor control del procedimiento de aplicación de las vacunas, que repercute directamente en una mayor eficiencia. En una incorrecta vacunación, además de la inversión en el costo de la vacuna y de su aplicación, los animales no estarán protegidos contra las enfermedades que pretendemos prevenir, para lo cual, es tan importante realizar correctos planes vacunales (con un criterio técnico y operativo) como llevar a cabo el monitoreo antes, durante y después del proceso de vacunación.

GPS

Con el fin de garantizar la calidad de la vacunación y su seguimiento, Ceva Salud Animal ofrece a sus clientes el desarrollo del monitoreo periódico de los lotes, denominado GPS (Global Protection Services).

Este monitoreo permite una vigilancia constante de los lotes, con énfasis en la eficacia de los procesos de vacunación, creando una línea base de referencia y monitoreando la situación epidemiológica y sus posibles cambios. Gracias a esto, se pueden ver cómo funcionan las vacunas e identificar cualquier desviación de los resultados y proponer soluciones tempranas, minimizando e incluso evitando las posibles pérdidas provocadas por dichos cambios.

MONITOREO SEROLÓGICO

Es muy importante muestrear alrededor de un 10% de los lotes de la empresa (una gran cantidad de datos anuales, recomendando el seguimiento en granjas con datos de varios ciclos).

Esto permitiría:

  • Definir la situación epidemiológica de la integración.
  • Comprobar la dinámica de desafíos que tenemos en el campo con datos técnicos.
  • Generar base de dato en la empresa. Ayudar en la toma de decisiones técnicas.

Con todo ello, se podrá definir la mejor estrategia para el control de la enfermedad en las empresas, garantizando el control de calidad en la vacunación y, por ende, una correcta inmunización de las aves.

PROTOCOLO DE MUESTREO

Los principales factores para poder obtener unos resultados fiables son: el número de muestras tomadas, la correcta recolección y almacenamiento y el uso de una técnica serológica de referencia, adecuada a la patología que queremos valorar. Sabemos que, a mayor número de muestras tomadas por lote, el resultado obtenido es más certero y, por lo tanto, será más fácil poder encontrar una desviación en los resultados. Aunque la prevalencia de la enfermedad sea baja, deben seguir las recomendaciones de los distintos kits serológicos.

Para el caso de pollos parrilleros, la realización del muestreo en el matadero va a permitir una mejor logística operativa en la toma de muestras, ya que pueden ser tomadas de varios planteles el mismo día, unificando su envío al laboratorio en el menor tiempo posible.

La serología a la edad de faena permite poder evaluar tanto, a las vacunas como a posibles patógenos presentes en el campo y, de esta manera conocer la presión de infección dentro de la granja. Se debe protocolizar el muestreo, la conservación y envío de las muestras al laboratorio (condiciones ambientales y etiquetado de las muestras), para que la persona encargada de tal trabajo pueda realizarlo con total garantía.

INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS

En la interpretación de los resultados, las notables variaciones individuales y/o generales de la línea base, notificará de posibles riesgos, como pueden ser: una mala vacunación, planes vacunales inapropiados, otros patógenos presentes o una insatisfactoria respuesta inmune de los animales.

La actuación rápida para entender por qué están ocurriendo esos cambios, y cómo los podemos afrontar, nos permite identificar los problemas en su fase inicial. A su vez, la gran cantidad de datos obtenidos, gracias al programa de procesamiento de Ceva Salud Animal, nos permiten comparar titulaciones según la edad de los animales, ver si la protección de la vacuna es la esperada, si se tiene estacionalidad en los resultados, comparar distintos planes vacunales, e incluso conectar estos datos con los productivos (mortalidad, I.C., G.M.D., IEE) y de matadero.

Este servicio es una herramienta muy útil para que el productor pueda tomar decisiones de manera más sólida, más allá de los beneficios de contar con la información de sus planteles.