En el marco del precongreso virtual avícola colombiano, Fenavi y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) renovaron formalmente el convenio que capacitará este año 2,609 empleados en nueve regiones del país.

Por quinto año consecutivo, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) y el estatal Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) suscriben un nuevo convenio para la formación continua especializada, el cual capacita y actualiza aptitudes y habilidades de los trabajadores del sector avícola en este país suramericano, incluyendo operarios de granjas, plantas de proceso y personal dedicado a labores de apoyo administrativo.

La noticia fue confirmada por el presidente ejecutivo de Fenavi, Gonzalo Moreno, y el director general del SENA, Carlos Mario Estrada, durante una de las videoconferencias del precongreso virtual avícola colombiano que se vive esta semana del 19 al 23 de octubre.

“Se trata del convenio 0045, suscrito dentro de la convocatoria DGC1 de 2020 que cofinancia proyectos presentados por empresas, gremios, federaciones gremiales o asociaciones representativas de organizaciones, centrales obreras o de trabajadores aportantes de parafiscales al Sena”, dijo Estrada.

En esencia, el nuevo convenio demandará una inversión de COP2,300 millones (US$605,000) cofinanciada por las empresas avícolas y el gobierno nacional, con lo que se atenderán 2,609 trabajadores avícolas. “Este año se terminarán de cumplir 25 acciones de formación con instituciones de alta calidad en Antioquia, Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Eje Cafetero, Meta, Santander, Tolima y Valle”, agregó Moreno.

El dirigente gremial comentó también que el año pasado este convenio vivió una importante transformación “al migrar hacia la virtualidad, que nos permitió llegar a más empleados avícolas en todo el país. En 2016 empezamos atendiendo 235 trabajadores y en 2019 ya pudimos brindar esta formación a 3,458 personas”.

Señaló además que “ha sido relevante la formación en temas de bioseguridad e información financiera. Creemos que los grandes retos que tenemos no son solamente evaluar los proyectos más allá de la percepción para enfocarnos en hechos y datos. Esto nos ha permitido llevar líneas de crédito a pequeños avicultores y sobre todo mostrar cuáles proyectos pueden ser rentables”.