Con el objetivo de contribuir a la transparencia y a reducir la desinformación sobre cómo se conforman los precios de alimentos básicos de la canasta alimentaria, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) comenzó a elaborar indicadores para pan, leche, queso cremoso y carne bovina.

Valores Ejemplo a inicios del 2018

Desde el enfoque de cadenas de valor, el objetivo es mostrar cómo se conforman estos precios, a través de los eslabones que la componen, desde la producción primaria hasta el producto final a disposición del consumidor.

Se busca identificar la participación de cada uno de los eslabones, de los costos y de los impuestos, con el fin de tener una clara imagen de por qué los alimentos valen lo que valen, y de identificar dónde pueden estar los principales problemas de cada cadena. Estos indicadores son publicados de manera semestral, para disponer de información actualizada y analizar la evolución de las distintas variables.

Este informe es la tercera publicación que se realiza, con datos correspondientes a febrero de 2018. El primero fue publicado en abril de 2017 con datos de febrero de ese año. El informe se publica con cierto rezago por el tiempo que se requiere para recabar la información de las distintas fuentes.

Para poder construir estos datos, FADA cuenta con la colaboración de productores de trigo, ganaderos y tamberos, así como feedlots, frigoríficos, industrias lácteas y molinos harineros, y supermercados, carnicerías y panaderías. Además de estas fuentes primarias, se hace uso de informes y estadísticas publicadas por INDEC, IPCVA, CNV, Revista Márgenes Agropecuarios, Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne, Cámara Argentina de Feedlot, Precios Claros, Rosgan, Asociación de Supermercados Unidos y Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

RESUMEN DE DATOS RELEVANTES DE CADA CADENA

PAN

  • El pan francés en febrero tuvo un precio de $ 38,41 por kilogramo, de ese precio el trigo representa el 9,3% del precio final ($ 3,58), el molino el 3,3% ($ 1,27), la panadería el 64,6% ($ 24,80) y los impuestos el 22,9% ($ 8,76).
  • Los fletes de toda la cadena representan el 2,62% del precio al consumidor y la mano de obra el 48,5%. Si se analiza por eslabón, el flete del trigo representa el 12,6% del precio del trigo y el de la harina el 7,6% del precio de la harina.
  • Del precio final pagado por el consumidor, el 66% son costos, los impuestos se llevan el 22,8% y el 11,2% ganancias.
  • El precio se multiplica por 8,93 desde que el trigo sale del campo hasta que se transforma en pan y se vende al público.
  • El productor agrícola debe vender 10,78 kg. de trigo (precio del trigo menos impuestos pagados por el productor) para adquirir 1 kg. de pan en la panadería. La relación cae respecto agosto 2017, ya que el aumento del trigo fue mayor al del pan.

LECHE

  • La leche en febrero tuvo un precio promedio de $ 21,01 por litro, de ese precio el tambo explica el 26,5% del precio final ($ 5,56), la industria el 32,1% ($ 6,76), el comercio el 16,6% ($ 3,49) y los impuestos el 24,8% ($ 5,21).
  • En febrero el precio se multiplicó por 3,65 desde que la leche sale del campo hasta que se vende al público.
  • La cadena de la leche presenta un resultado negativo de -0,81 $/litro. El tambo y supermercado siguen con pérdidas, 0,73 $/litro y 0,16 $/litro, respectivamente. La situación de la actividad tambera empeoró pasando de una pérdida de $ 0,02 en agosto de 2017 a $ 0,73 en febrero.
  • El principal costo que aumentó fue el de alimentación tras el efecto sequía que hizo incrementar los costos en un promedio de 41% respecto agosto 2017. Los costos de alimentación representan un 30,7% sobre los costos totales del tambo y un 10,6% sobre el precio que pagan los consumidores, en agosto de 2017 representaba un 8,3%.
  • El 8,9% del precio de la leche que paga el consumidor son fletes. Y el costo laboral acumulado en la cadena representa el 23%. Del precio final pagado por el consumidor, el 79% son costos, el 24,8% impuestos y el -3,8% de pérdida.
  • El productor tambero debe vender 3,65 litros de leche para comprar un sachet en el supermercado.

QUESO

  • El queso cremoso en febrero tuvo un precio de $ 146,8 por kilogramo, de ese precio el tambo explica el 27,7% del precio final ($ 42,79), la industria el 16% ($ 24,66), el comercio el 23,7% ($ 36,68) y los impuestos el 27,6% ($ 42,68).
  • El precio del queso se multiplica por 3,31 desde que la leche sale del campo, se transforma en queso, se comercializa y llega a manos del público.
  • La cadena del queso presenta un resultado negativo de $ 0,78 por kilo de queso cremoso. Como en el caso de la leche, el tambero sigue perdiendo, pero los otros dos eslabones ganan. El incremento de los costos para la alimentación, arrastra a lo largo de la cadena el resultado negativo del eslabón primario.
  • Del precio al consumidor final, el 71,5% son costos, 29,1% impuestos y -0,5% ganancias.

CARNE

  • La carne en febrero tuvo un precio promedio de $ 127,38 por kilogramo, de ese precio el ternero explica el 38% del precio final ($ 48,47),
  • el feedlot el 19,4% ($ 23,34), el frigorífico el 9,7% ($ 12,36), la carnicería el 14,5% ($ 18,47) y los impuestos el 19,4% ($ 24,75).
  • El precio se multiplica por 2,62 desde el ternero hasta la venta de la carne al mostrador.
  • Los costos laborales son importantes en la carnicería, explicando el 10,05% del precio final. El costo de transporte representa en promedio el 1% de los costos totales ($ 0,76/kg. para animales en pie y $ 1,25/kg. para flete refrigerado).
  • Del precio final de la carne, el 79,8% son costos de la cadena, 19,4% impuestos y 0,7% ganancias. El productor ganadero debe vender 3 kilogramos de animal en pie para comprar un kilogramo de carne en la carnicería.
  • Cuando se analiza la participación de los alimentos del feedlot en los costos totales tras el incremento del precio de los granos, éstos pasaron a representar del 14,5% al 17,3% de los costos de la etapa de engorde (incluido el ternero).
  • Sobre el precio final que pagan los consumidores pasó de incidir del 4,3% al 5%