La compañía con más de 100 años en la industria farmacéutica está caracterizada por desarrollar permanentemente productos innovadores. En Argentina, a través de MSD Salud Animal, comercializa la más amplia gama de vacunas y productos farmacéuticos veterinarios, así como también, soluciones y servicios de administración de la salud animal.

Desde sus comienzos, Merck & Co. –la compañía madre de MSD Salud Animal– lidera el desarrollo de productos innovadores para resolver los problemas de los productores y, de esa forma, hacer su producción más segura y rentable.

El desarrollo de estos productos está orientados al bienestar animal, ya que son productos que simplifican todos los manejos, se aplican en planta de incubación y no es necesario aplicar más vacunas durante la vida de las aves, ya sea a través de la tecnología innovo o vía subcutánea en el primer día de vida del ave. Pablo Nervi, Coordinador Técnico de MSD Salud Animal, aclara que de esta manera “no se requieren manejos adicionales, por lo cual incide mucho en el bienestar animal.

Y por otro lado, se previene a las aves de las enfermedades, y mejora tanto el bienestar como la productividad de las mismas. MSD Salud Animal es una empresa que se ha focalizado 100% en prevención, de ahí que por seguridad alimentaria se disminuye mucho el uso de antibiótico.

Nuestros productos son sumamente eficientes, y con ellos prevenimos las enfermedades”. Nervi considera que no sólo el alto grado de innovación es lo que ha llevado a MSD Salud Animal a liderar el mercado, sino que además, en este punto, ha incidido el desarrollo de nuevos productos y la calidad de los mismos.

“Yo ya tengo varios años trabajando en la empresa y he tenido muchos desafíos. Cada uno de los productos que hemos introducido al mercado, nos han respaldado técnicamente de manera muy satisfactoria, de hecho, los productos que hemos registrado recientemente –como la vacuna para la Laringotraqueitis (INNOVAX ILT), para la prevención de Coccidiosis (FORTEGRA) o para Gumboro y Newcastle (NOBILIS)–, han tenido resultados espectaculares a nivel de campo”.

INNOVAX ND-IBD, LA PRIMERA VACUNA «3 EN 1»

Claro que más allá de la calidad de los productos, toda tecnología aplicada a la producción animal requiere de un adecuado servicio de post-venta, mediante el cual el productor reciba el soporte adecuado para su correcta aplicación.

En ese sentido, Nervi señala que “nosotros tratamos de dar un servicio diferenciado en cuanto a la calidad, por eso cada vacuna tiene su soporte técnico, tanto en la aplicación en planta de incubación como en el seguimiento a campo. La última vacuna que hemos lanzado al mercado –INNOVAX NDIBD– es la primera vacuna «3 en 1», y estamos fundamentando la innovación de esta vacuna con un soporte técnico muy fuerte.

Se trata de una vacuna vectorizada, recombinante, que utiliza como base el virus HVT para la prevención de la enfermedad de Marek y tiene insertos dos genes que codifican para la proteina F, para la prevención de la enfermedad de Newcastle y la proteína VP2 para la prevención de la enfermedad de Gumboro.

Para lograr el máximo rendimiento de esta moderna tecnología, realizamos un servicio de postventa basado en el control en plantas de incubación, la evaluación de la respuesta a campo –controlando que la vacuna se haya aplicado correctamente–, el seguimiento de la incidencia de Gumboro –sobre todo a campo–, y tenemos un convenio con un laboratorio en Estados Unidos para aislamiento por PCR del virus de Gumboro.

Con lo cual, hacemos el seguimiento a campo para saber si la vacuna está desplazando –o no– el virus de Gumboro y, sobre todo, como la protección para Gumboro comienza en las reproductoras, también hacemos el seguimiento de las reproductoras para que transfieran una correcta inmunidad hacia la descendencia”, afirma el especialista.

En resumen, MSD Salud Animal, apoya su servicio técnico para la nueva vacuna INNOVAX ND-IBD en cuatro pilares: control de vacunación, evaluación a campo de la vacunación, aislamiento del virus de Gumboro y control de inmunidad materna.

Nervi señala que se sorpendieron cuando comenzaron con los trabajos de campo y de relevamiento de Gumboro, porque la incidencia de Gumboro era mucho mayor a la que ellos mismos esperaban… “Como parte del trabajo de introducción de la vacuna comenzamos con un relevamiento tomando muestras de bolsas de Fabricio y viendo que en Argentina está actuando una cepa de Gumboro tipo 4, que ocasiona Gumboro subclínico con atrofia de la bolsa de Fabricio, y que las vacunas que se están usando –sobre todo las de complejo inmune– no están logrando controlar.

Como consecuencia, hay granjas donde se registran pérdida de performance. Con INNOVAX ND-IBD, y todo su paquete de soporte tecnológico, estamos promoviendo una vacuna que mejora la performance en forma significativa. Controlando este tipo de Gumboro subclínico –que estamos encontrando en forma muy frecuente en empresas y en más del 70% de las granjas–, llegamos a la conclusión que tiene una distribución muy amplia en el país. Los resultados que arroja INNOVAX ND-IBD los hemos visto en todos los países de la región que introdujeron la vacuna, como Perú o Brasil, y también en Europa; la vacuna genera una mejora en la performance y estos resultados son sumamente consistentes en todos los países en donde se ha comparado tanto con vacunas de complejo inmune, como contra la otra vacuna recombinante de Gumboro que está en el mercado”, afirma el Coordinador Técnico de MSD Salud Animal, respecto de los avances logrados por la compañía

Desconocimiento y Alerta

Pablo Nervi considera que en el mercado local existe una falta de conocimiento respecto de la tecnología disponible y que además tampoco se conoce en profundida lo que sucede en cada explotación productiva. “El relevamiento de cepas de Gumboro que está realizando MSD Salud Animal, no lo ha hecho nadie en el volumen que lo estamos haciendo nosotros: tenemos una capacidad de enviar 500 muestras… De ahí que tengamos un número de muestreo muy elevado que genera un relevamiento a nivel nacional muy preciso.

Eso te permite conocer tu realidad. Al margen, todavía hay mucha gente que ante esta evidencia tampoco toma la decisión de incorporar la vacuna, pero nosotros estamos viendo que cada uno de los clientes que incorpora la vacuna tiene una mejora en la performance, porque no solamente es Gumboro el problema, no debemos dejar de lado la enfermedad de Newcastle. Afortunadamente, Argentina es un país libre de Newcastle con vacunación, pero las vacunas que se usan en el mercado tienen un grado de protección muy bajo que, ante un desafío, van a ser sobrepasadas fácilmente.

INNOVAX ND-IBD tiene la ventaja que genera una inmunidad duradera de por vida y sólida. Entonces vamos a tener una muy buena cobertura de Newcastle ante un eventual brote. Y no solamente eso, nosotros tenemos circulando cepas de Newcastle –de baja patogenecidad–, que también genera pérdida de performance y que también es cubierta por esta vacuna. De esa forma, nosotros explicamos por qué hay una mejora en la performance: porque mejora el control de Gumboro –que tiene una incidencia altísima en el país– y porque también evita las pérdidas subclínicas por Newcastle”.

Vale la pena señalar que, según el relevamiento realizado por MSD Salud Animal, y los trabajos realizados por el INTA, los cuales ambos concluyen respecto de una amplia presencia de estas cepas, y que coinciden en que este tipo de virus está ingresando en el país, las expectativas indican que dentro de un plazo de 2 años, el 50% del mercado estará afectado por Gumboro

FORTEGRA ¡100% EFECTIVA!

Respecto de otros productos de la compañía que han marcado una tendencia desde su lanzamiento, como el caso de FORTEGRA –con 1.000 millones de dosis vendidas en Argentina desde 2013–, Nervi destaca que es una vacuna sumamente segura, de la cual la compañía no ha recibido ni un sólo reclamo de Coccidiosis clínica a campo, y “está sometida a los más diversos sistemas de manejo, tanto plantas de incubación, como tipo de granja o tipo de empresa.

De ahí que año a año, las empresas vuelvan a utilizar el producto. Actualmente estamos sugiriendo a nuestros clientes que usen la vacuna en forma continua, no como una alternativa de rotación, sino que la incorporen como un plan continuo de control de Coccidiosis, como ya lo hacen desde algunos años empresas como Noelma, Las Camelias o Indacor, entre otras. Con FORTEGRA hasta uno mismo se sorprende de la eficiencia de la vacuna, los resultados son sumamente satisfactorios…”

Próximos pasos

MSD Salud Animal, respecto de la producción avícola, se está focalizando a nivel global en las plantas de incubación, ya que actualmente la mayoría de las vacunas se aplican allí. De ahí que desde la casa matriz requieren que todos sus técnicos sean –de alguna forma– expertos en incubación, que puedan asegurar la eficiencia en la aplicación de la vacuna y que puedan ayudar a sus clientes a controlar problemas en los procesos dentro de esta área.

Así es como Pablo Nervi viajó hasta Hungría para ser capacitado en este proceso: “recibimos la capacitación en una planta de incubación que durante una parte del año está libre, no incuba, y se la ceden a MSD para que usen unas de las incubadoras. Allí simulan problemas de sobre calentamiento, falta de volteo y problemas de humedad, entre otras situaciones”.

Por otra parte, el Coordinador Técnico de MSD Salud Animal destaca que, “como Argentina es uno de los países que lidera el porcentaje de aves vacunadas innovo, cerramos un acuerdo global con una empresa holandesa que desarrolló una máquina de vacunación innovo que se llama Vinovo, la cual tiene la ventaja que tiene la detección de huevos vivos, entonces no sólo separa los huevos claros donde el embrión no se desarrolló, sino que también separa los huevos que tiene el embrión vivo, es decir, vacuna solamente los huevos que tienen el embrión vivo. Esto mejora mucho en cuanto a la bioseguridad y evita problemas de contaminación durante el proceso de vacunación innovo”, concluye Pablo Nervi.