Según los datos publicados en el informe mensual sobre oferta y demanda mundial de granos (WASDE) por parte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), hubo un recorte de 1 millón de toneladas en la estimación de cosecha de soja prevista para Argentina en la actual campaña, llegando hasta los 50 millones de toneladas de producción.

En tanto para el maíz argentino, se incrementó en un millón de toneladas la previsión de exportación para la campaña corriente, llevándola hasta las 35 millones de toneladas. Mientras que el trigo, mostró una suba de 6 millones de toneladas en la estimación de stock mundial.

Las proyecciones del USDA para la próxima campaña 2020/21 para la soja Argentina, no tuvieron cambios, con estimaciones de una producción final de 53,50 millones de toneladas de la oleaginosa; y estimó para el maíz local una producción de 50 millones de toneladas y exportaciones por 34 millones de toneladas. Para el trigo nacional, la actual campaña en Argentina finalizaría con una cosecha  total de 21 millones de toneladas en producción y exportaciones por 14,5 millones, también sin cambios.

Con respecto a la producción en los Estados Unidos, la previsión de cosecha fue de 112,26 millones de toneladas en el caso de la soja y 406,29 millones de toneladas para el maíz, mostrando los mismos valores que en el último informe, presentado en mayo.

En el caso del trigo estadounidense, hubo novedades, ya que se estimó un aumento de producción de más de 300.000 toneladas, llegando hasta las 51,1 millones de toneladas, con el resultante incremento en los stocks finales del cereal.

Para el trigo a nivel mundial, se informaron existencias estimadas en 316,1 millones de toneladas, con una suba de 6 millones de toneladas respecto del informe anterior. Este aumento estaría también motivado por el hecho de que tanto Rusia como Australia, dos de los mayores exportadores mundiales del cereal, incrementarían sus producciones de trigo para la próxima campaña.