Es una enfermedad viral que afecta a aves domésticas, (pollos parrilleros y aves de vida larga) causada por un Herpesvirus linfotrópico caracterizado por provocar inmunosupresión, lesiones neoplásicas en órganos viscerales, músculos esquelético y piel. También causa afección en nervios periférico y a nivel ocular. Al causar inmunosupresión, debido a su tropismo por los linfocitos B (inicialmente) y T, genera animales altamente susceptibles a contraer otros patógenos.

Epizootiología:

Los pollos, ponedoras y reproductoras son aves naturalmente susceptibles a contraer enfermedad de Marek, aunque también pueden ser afectadas la codorniz, los pavos, y el faisán. Los animales pueden infectarse a una edad muy temprana (incluso a la llegada a la granja).

El virus de Marek en muy contagioso, puede propagarse a largas distancias vía aerógena (polvo y restos de plumas) y persistir por mucho tiempo en un establecimiento avícola. Una vez ingresado en un lote, el virus se disemina rápidamente, comenzando su excreción 2-3 semanas post infección.

La enfermedad se caracteriza por una presentación linfomatosa difusa o localizada (nodular) en diferentes vísceras (hígado, bazo, páncreas, intestinos, mesenterios, proventrículo, riñón, corazón, gónadas, pulmones etc.), músculos esqueléticos, piel, nervios periféricos y a nivel ocular.

La trasmisión es horizontal y la puerta de entrada, principal, es aerógena. Las aves infectadas eliminan el virus a través del folículo de la pluma. El polvillo acumulado dentro de un galpón es un potente vehículo para el virus. Debido a su alto grado de persistencia en los galpones, si no se cumplen los protocolos de limpieza y desinfección adecuadas los lotes siguientes estarán también expuestos a infectarse. Los escarabajos de la cama y el personal también son una variable importante en la diseminación del virus, entre tantas otras. Es fundamental contar con un adecuado programa de vacunación y una correcta Bioseguridad para prevenir la enfermedad de Marek.

Patogénesis:

El virus ingresa por vía respiratoria y hace una replicación temprana en pulmón. Posteriormente, durante la primera semana post infección, alcanza los principales órganos linfoides como el Timo y la Bolsa de Fabricius ocasionando citólisis de linfocitos (B más que los T en este momento) pudiendo llegar a producir atrofia de dichos órganos.  A los 7 días se desencadena una fase latente de la enfermedad en donde se afectan principalmente los linfocitos T. Luego, los linfocitos infectados diseminan el virus sistémicamente, ya a partir de las dos semanas puede evidenciarse en otros órganos como riñón, proventrículo, hígado y piel con liberación de partículas virales mediante la descamación de células epiteliales del folículo de la pluma. También en esta etapa puede encontrarse afectados los nervios periféricos.

Gráfico 1. Marek, una enfermedad tumoral e inmunosupresora. Información técnica Ceva Salud Animal

Morbilidad y Mortalidad:

En la evolución de la enfermedad de Marek se observa un antes y un después a la introducción de las vacunas. Previo a su uso, las pérdidas alcanzaban cifras de 30-60% de mortandad y 10% de decomiso en planta de faenas de pollos

Gráfico 2. Marek, una enfermedad tumoral e inmunosupresora. Información técnica Ceva Salud Animal

Conceptualmente se debe recordar que la triada epidemiológica, según como interactúen sus variables, puede generar presentaciones diferentes en este punto. En cuanto al agente etiológico, pueden estar relacionadas con el tipo de cepa, los programas vacunales (dosis, aplicación), grado de exposición etc.

Como regla general se podría decir que la morbilidad es muy similar a la mortalidad.

Esta enfermedad ha causado, y causa, graves pérdidas económicas en todo el mundo pudiendo alcanzar un 20-30% de mortandad en aves mayores de 9 semanas. En general afecta a aves de 3-4 semanas o mayores.

Signos y Lesiones:

Los signos clínicos son inespecíficos: anorexia, apatía, des uniformidad, pérdida de peso, palidez, diarrea. La falta de uniformidad en planteles en producción es muy evidente, al igual que la mortandad (más del doble semanal) y las caídas de producción. La pérdida de huevos no solo se debe a la alta mortandad sino, también a la gran cantidad de animales que se vuelven improductivos (descartes)

Los signos neurológicos son evidentes, cuando están presentes. Se observan animales con la postura clásica de bailarina (signo típico de la enfermedad – ver foto 1), debido a la afección del nervio ciático (parálisis aviar). También se pueden afectar otros nervios como el vago y generar buche péndulo. Los animales pueden presentar ataxia marcada por afección neurológica o por la presentación linfomatosa ocular, ceguera. (ver foto 2).

 

Foto 1. Ponedora color con signo neurológico por afección unilateral de nervio ciático (posición de bailarina). Información técnica Ceva Salud Animal

 

 

 

Foto 2. Ponedora color con presentación linfomatosa ocular. Deformación de pupila, despigmentación del iris y opacidad de córnea. Información técnica Ceva Salud Animal

 

Lesiones Macroscópicas

Nervios: perdida de estriaciones, decoloración gris o amarillento, hipertrofia unilateral o bilateral (ver foto 3)

Foto 3. Nervios ciáticos afectados. Información técnica Ceva Salud Animal

 

Vísceras: neoplasias nodulares o difusa en diferentes órganos: riñón, corazón, proventrículo, bazo, páncreas, intestino, hígado, gónadas, mesenterios etc. (ver fotos 4-9)

Fotos 4 y 5. Ponedora color de 7 semanas. Neoplasias de presentación nodular en hígado (Granja en zona Buenos Aires).

Foto 6. Hipertrofia Hepática por infiltrado linfomatoso difuso. Información técnica Ceva Salud Animal

Foto 7. Neoplasias en Bazo. Información técnica Ceva Salud Animal

Foto 8. Erosiones, úlceras y hemorragia en proventrículo. Información técnica Ceva Salud Animal

Foto 9. Presentación difusa en proventrículo. Hipertrofia marcada. Información técnica Ceva Salud Animal

Diagnóstico:

Es muy importante realizar una correcta reseña y anamnesis del establecimiento afectado, para un correcto diagnóstico y evaluación de la situación epidemiológica. El diagnóstico presuntivo de Marek se realiza observando lesiones macroscópicas a la necropsia, es recomendable hacer esta práctica de manera rutinaria en las granjas y no solo ante un problema. Como diagnostico complementario se realiza histología, histoquímica, citología y diagnóstico molecular. Los complementarios son muy importantes para llegar al diagnóstico definitivo, ya que las lesiones tumorales macroscópicas pueden deberse a otras patologías (diagnóstico diferencial con Leucosis linfoide y Reticuloendoteliosis). Se debe llegar al diagnóstico definitivo y no quedar solo en el presuntivo.

Prevención y control:

El control de esta enfermedad no solo está vinculado a un correcto programa de vacunación con vacunas eficaces aplicadas en la planta de incubación, sino que también es clave contar con conceptos claros de Bioseguridad (conceptual, estructural y operativa) en las granjas evitando la exposición temprana de las aves. Es fundamental una correcta limpieza y desinfección previa a la recepción de las aves respetando todos los protocolos en tiempo y forma, nunca olvidar la importancia conceptual de TODO ADENTRO-TODO AFUERA.

Si bien no existe un programa vacunal universal para las enfermedades aviares, desde Ceva Salud Animal contamos con amplio portafolio con todo tipo de vacunas (convencionales y vectorizadas) para poder adaptarlas a cada tipo plan vacunal: pollos, ponedoras o reproductoras. Se debe tener siempre presente que no solo es importante contar con una vacuna de calidad, sino también su calidad de aplicación, tanto in ovo como subcutánea, en las plantas de incubación.

Es por ello que Ceva Salud Animal cuenta con dos equipos especializados en el control de los procedimientos de aplicación, C.H.I.C.K. Program para control y monitoreo en las plantas de incubación y EGGS Program para monitoreo en granjas. Una correcta vacunación es fundamental para prevenir esta enfermedad.

Son muchos los errores de vacunación que podemos hacer dentro de una planta de incubación afectando de manera directa la eficacia de la vacuna y por ende el objetivo que es prevenir a las aves contra Marek.

No siempre que un animal está vacunado significa que está protegido, cualquier error de mantenimiento, preparación, logística, dosificación, eficiencia, aplicación, entre tantos otros, en la vacuna de Marek generará aves vacunadas, pero no protegidas. El objetivo principal es, no solo vacunar, sino, inmunizar a las aves para protegerlas y prevenir la enfermedad clínica.

Las vacunas contra la enfermedad de Marek disponibles en el mercado son asociadas a células y son muy sensibles a cualquier manejo incorrecto vinculado al mantenimiento, preparación y aplicación dentro de la planta de Incubación

Los operarios de la planta que se encargan de la vacunación deben estar permanentemente entrenados y capacitados sobre todo los puntos críticos que pueden afectar la eficacia de vacunación: conservación, reconstitución, tiempos de consumo, aplicación, mantenimiento y funcionamiento de equipos, materiales utilizados, combinaciones con otras vacunas o productos (antibióticos, por ejemplo)

Ceva salud Animal cuenta con especialistas para plantas de incubación los cuales, mediante un programa, CHICK PROGRAM, monitorean y controlan el procedimiento de vacunación. Para Ceva Salud Animal no solo es importante contar con vacunas de calidad para sus clientes, sino también ser Líder en Servicios y atención al cliente.

Es por ello que todas nuestras vacunas van de la mano con un adecuado servicio de monitoreo y seguimiento para garantizar la calidad de la aplicación y generar datos técnicos que avalan la seguridad de nuestros productos.

A partir de la década del 60 la industria comenzó a contar con vacunas para controlar la enfermedad. Desde aquel momento a la fecha, se fueron incorporando nuevas vacunas en función de la necesidad de la producción avícola.

Actualmente se encuentran disponibles tres tipos de cepas vacunales para controlar la enfermedad de Marek:

  • Serotipo 1: Cepa CVI988 (Rispens), virus oncogénicos que fueron atenuados por pasajes seriados en cultivo celular, vacuna atenuada asociada a células.
  • Serotipo 2: cepa SB-1/301B virus no oncogénicos atenuados aislados de pollos, vacuna atenuada avirulenta asociada a células
  • Serotipo 3: también llamado HVT (Herpes Virus de Pavo), virus no oncogénico aislado de pavos, vacuna atenuada asociada a células.

Según el tipo de producción estas vacunas pueden ser utilizadas solas o combinadas. Para el caso de pollos de engorde se utiliza el serotipo 3 (HVT) solamente, mientras que para los casos de aves de vida larga (reproductoras pesada y livianas y en postura comercial) se utilizan combinaciones de más de un serotipo.

Los virus HVT también se utilizan con éxito actualmente en vacunas vectorizadas. Los vectores HVT (rHVT) pueden tener diferentes insertos (genes de antígenos clave) de otras enfermedades como Laringotraqueitis, Newcastle, Influenza y Gumboro. Son vacunas utilizadas en la industria y presentan muchas ventajas ya que el mismo virus HVT proporciona protección con la enfermedad de Marek y también contra otra enfermedad mediante el inserto que contiene.

Autor: MV Diego Degaldo, Servicios Veterinarios de CEVA Salud Animal