Los especialistas aconsejan tomar cobertura en los mercados a futuro, y aprovechar la mejora en la oferta financiera de los bancos.

Está dicho: el coronavirus es un mazaso para toda la economía mundial, y el precio de los granos no esquiva el golpe. Como ejemplo sirve la evolución de los valores de la soja, el maíz y el trigo en el mercado local. La oleaginosa mayo pasó de los 230 dólares por tonelada hace poco más de un mes a los 213 en el día de ayer. El maíz con entrega en abril cayó de 145 dólares hace un mes a 130 en la jornada de ayer, y el trigo marzo pasó de 212 dólares por tonelada a 206.

Según explican los consultores Alejandro Meneses y Teo Zorraquín, “Nadie preveía y tampoco se puede pronosticar dónde termina el impacto de la pandemia en cualquier mercado. Asistimos a todos los efectos que alguna vez estudiamos o leímos, Cisne negro, Efecto aleteo de Mariposa, Hiperconectividad del mundo, Globalización”.

En este contexto, Zorraquín y Meneses se preguntan qué certezas podemos tener y qué es recomendable hacer en un mercado sin “lógicas” definidas, con variaciones muy importantes en cortos períodos de tiempo. Una posible respuesta: “No contradecir tendencias, y lograr coberturas en porcentajes muy altos de la producción estimada, a valores que nos den renta, y de ser posible utilizar más los mercados de futuros que los mercados físicos”.

Para matizar las malas noticias, en su habitual informe de “Apuntes para empresas”, los consultores rescatan la mejora que se percibe en la ofera crediticia de los bancos, que se hizo visible la semana pasada en Expoagro.

“Se han empezado a sumar los bancos privados a la baja de tasas para los créditos a las Pymes. Descuento de cheques en el orden del 25% al 28% anual y Capital de Trabajo del 30 al 35% aunque por montos limitados. Y hay algunas líneas en desarrollo para financiar maquinaria u otros activos en dólares, aunque aún no disponibles. Más activas las ofertas de las tarjetas agropecuarias coincidiendo con la Expoagro, y en convenio con varias empresas de agroquímicos y semillas”, detallaron.

Fuente: Clarin.com