La Asociación de Consumidores y Usuarios de Chile (Agrecu) presentó una demanda contra las cadenas de supermercados Cencosud, SMU y Walmart para que indemnicen a los consumidores afectados por pactar acuerdo en cuotas de venta de pollos en una denominada colusión, donde hay acuerdo entre dos o más partes para limitar la libre competencia en el mercado.

La medida judicial fue solicitada ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y exige el pago de 50 mil pesos para cada persona mayor de 18 años y una multa grupal que asciende a más de 68 mil millones de pesos.

¿Qué dice la demanda?

En el escrito publicado por el sitio Valor Futuro, la Agrecu presentó la “demanda de indemnización de perjucicios por afectación al interés colectivo y difuso de los consumidores. Solicitamos que se declare admisible y que se acoja a todas sus partes y conceda en favor de los consumidores afectados”.

“Esta indemnización tiene por finalidad la reparación íntegra de todos los daños que los consumidores del país sufrieron a causa de los actos que han afectado a la libre competencia”, se agregó en el documento.

El caso se origina el año 2010

Este situación se generó a raíz de una investigación reservada del año 2010 en contra de la Agrícola Agrosuper, Agrícola don Pollo Limitada, Empresas Ariztía y la Asociación de Productores Avícolas por conductas anticompetitivas en la venta minorista en carne de pollo.

Las cadenas de supermercados fueron acusadas de fijar, por intermedio de sus proveedores, un precio de venta para la carne de pollo fresca, igual o superior a su precio de lista mayorista, al menos entre los años 2008 y 2011.

Solicitan multa de casi 70 mil millones de pesos

Sobre los alcances de la colusión, el escrito judicial presentado por Agrecu apunta que “la investigación determinó que el mercado geográfico se extiende a todo el territorio nacional con una participación conjunta de las tres principales cadenas a nivel nacional ascienda a más del 92% del mercado al año 2011”.

En la demanda se exigen multas económicas: “Estimamos que una cifra justa y representativa del perjuicio provocado debería ascender a un 10% de las ventas afectadas por la conducta anticompetitiva”.

Así, se estiman una serie de sanciones que alcanzan en su conjunto a las entidades involucradas en 113.723 UTA, es decir, casi 70 mil milones de pesos.

“Como daño moral consideramos que habiendo sido la colusión que afectó a  nivel nacional a más del 90% del mercado de pollos, la indemnización del daño moral debe verse incrementado en una suma en UF equivalente al día de hoy a $50.000 por consumidor, considerándose como tal a toda persona mayor de 18 años”, cierra el documento.