Productores de Brasil expresaron que durante el primer bimestre del año, el continente asiático se ha convertido en el principal destino para la carne de pollo, sumado a esto, la tendencia alcista se replicó en Europa e incluso África.

De acuerdo con información de la Asociación Brasileña de Proteínas Animales (ABPA), el Covid-19 no representó un escenario comercial de disminución para las exportaciones de carne de pollo hacia China correspondientes al primer bimestre del año, incrementando incluso 59% sobre el mismo periodo de 2019.

En total, durante enero y febrero se enviaron hacia el país asiático 115,200 toneladas del cárnico avícola; el presidente de la ABPA, Francisco Turra, explicó que a pesar de la enfermedad, los embarques han gozado de un impulso inusual.

China no fue el único destino para Brasil, en Asia, en el que las ventas aumentaron, pues Corea del sur, Filipinas, Singapur hicieron lo propio con incrementos de 12.5%, 104%, y 49% respectivamente, convirtiendo al continente como el principal comprador.

Las cifras indicaron que otras regiones con incrementos en cuanto al volúmen de esta proteína durante el periodo señalado fueron la Unión Europea y Libia con alzas de 14% y 370%, respectivamente.

Durante el primer bimestre del año se exportaron hacia diferentes países un total de 672,200 toneladas de carne de pollo, gracias a un alza de 12.3%, mientras que su valor subió 10.5%, superando el billón de dólares.