Para el próximo año se espera que el ingreso de divisas del complejo agroexportador aumente USD4.600 millones en relación con 2020 y cierre en USD31.100 millones, lo que implicaría un incremento del 17% según las estimaciones de la Fundación Mediterránea.

En un diciembre con dificultades en la comercialización granaria, originadas en el paro de aceiteros y recibidores de granos en los puertos de Rosario, el buen andar de los precios internacionales de los cereales y oleaginosas en Chicago empuja las expectativas de una mayor liquidación de dólares.

Con una soja que la semana pasada se ubicó en valores récord, esta tendencia representa una buena noticia para el Gobierno, que busca recomponer el nivel de reservas en el marco del plan de estabilización macroeconómica.

Con un interés cada vez mayor de China por la oleaginosa -materia prima para su producción de proteína animal- y la incertidumbre climática en Argentina y Brasil, dos jugadores de peso en la producción de este cultivo, el grano cotizó el viernes a USD448,26, el mejor registro de los últimos seis años.
Desde la Fundación Mediterránea señalaron que, en el caso de los principales commodities exportados por Argentina, las cotizaciones de los mercados futuros permiten vislumbrar que para 2021 se mantendría un nivel similar de precios. En la estimación, se contabilizan los granos y sus subproductos, con un precio promedio para la soja de USD448, maíz a USD198 y harina de soja a USD423, entre otros.

El dato a tener en cuenta es que la falta de lluvias redujo el volumen de cosecha de trigo en 3 millones de toneladas con respecto a las expectativas iniciales de campaña, de acuerdo con estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En soja, según el último relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), puede haber un recorte en el área implantada a nivel nacional si en los próximos días no se registran lluvias que permitan impulsar la siembra de los lotes de segunda (los que rotan con el trigo). Según estadísticas privadas, hasta el momento se sembraron 11,70 millones de hectáreas de la oleaginosa y restan alrededor de 5,50 millones.
En el corto plazo, la principal preocupación de los empresarios radica en el impacto del conflicto salarial. Según estimaciones de Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y del Centro Exportador de Cereales (Ciara-CEC), la liquidación de divisas al 18 de diciembre alcanzó los USD633,9 millones.
De persistir esta situación, y tal como adelantó BAE Negocios, el monto liquidado se ubicará por debajo de los USD1.000 en el mes. Para encontrar un registro similar hay que remontarse a diciembre 2009, cuando el complejo agroexportador declaró ventas por USD796 millones.

Desde la Cámara de Puertos Privados Comerciales señalaron que en la zona de influencia del puerto de Rosario unos 111 buques esperan cargar 2,35 millones de toneladas entre granos y subproductos, por un valor de USD1.000 millones.
En paralelo, la BCR calculó el porcentaje de granos y subproductos que quedan aún por embarcar para el presente mes. Al 16 de diciembre, se cargó el 38% del 1,7 millón de toneladas de maíz, el 25% de las 2,3 millones de toneladas esperadas de harina y pellets de soja y el 14% de las 614.505 toneladas programadas de aceite de soja. En noviembre, la liquidación de divisas del complejo agroexportador cerró en USD1.734 millones, un 1% superior con relación a octubre.

INFORME DEL CEP XXI Turismo y gastronomía comenzaron a reactivar n El rebote que generó la reapertura de la actividad, luego del cimbronazo de la parálisis por la pandemia, muestra mejoras en dos sectores que habían quedado rezagados: la gastronomía y el turismo. Los nuevos permisos de circulación permitieron que ambos rubros se sumen, de manera “incipiente”, al resto de la actividad productiva que ya mostraba mejoras, con algunos sectores claves, como la industria, registrando una clara reactivación.

Así lo señaló el CEP XXI: “El turismo comenzó gradualmente a reactivarse en octubre, de la mano del programa Pre-viaje y, ya en diciembre, con la rehabilitación de la actividad a nivel nacional. El Pre-viaje permitió que las ventas con Ahora 12 en el sector turístico pasaran de caer más del 80% interanual real en septiembre a incluso reportar un moderado crecimiento interanual en la segunda quincena de noviembre”, informa el documento.

En tanto, “los consumos en gastronomía pasaron de estar cayendo cerca del 52% interanual real en septiembre a hacerlo en alrededor del 12% en lo que va de diciembre”.

Fuente: Diario BAE