La compañía líder multinacional en Salud Animal, que desde el año pasado integró sus operaciones en Argentina y Chile para lograr una mayor sinergia entre las producciones de ambos países, lanza al mercado la primera vacuna recombinante en el mundo para Marek, Gumboro y Newcastle.

La salud animal y la salud humana están estrechamente vinculadas: las enfermedades altamente infecciosas tienen un impacto directo en la producción de alimentos y el sustento de los productores agropecuarios, lo que lleva a la desnutrición y la pobreza, mientras que las enfermedades zoonóticas afectan directamente la salud humana.

Factores globales como el comercio, la migración de personas y animales, y el clima, contribuyen a la propagación de enfermedades altamente infecciosas como la fiebre aftosa, la peste porcina africana y la influenza aviar. Hacer frente a las emergencias de salud humano-animal a través de una mayor capacidad veterinaria y una respuesta adecuada a los contextos locales son componentes centrales del Sexto Plan Estratégico de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). MSD, como compañía global de salud animal, está comprometida a abordar enfermedades que cruzan fronteras geográficas y causan dificultades emocionales y económicas.

Desde el año pasado, MSD ha integrado la operación en Argentina y en Chile, y pasó a llamarse MSD Región Sur, con el objetivo de aprovechar la sinergia y el intercambio de buenas prácticas entre los países, la estandarización de los procesos y también el desarrollo de las personas. “El integrarnos nos va a otorgar una ventaja competitiva y tener una mejor lectura de lo que está pasando en el mercado y la región. La avicultura, tanto en Argentina como en Chile, es reconocida a nivel de la región por su alto estatus sanitario y la calidad de sus productos que llegan a distintos mercados a nivel mundial”, señala al respecto Juan Esteban Calvo, Gerente de Avicultura Región Sur (Argentina-Chile) de MSD Salud Animal.

EL NUEVO ESCENARIO TRAE NUEVOS DESAFÍOS

Respecto del actual escenario impuesto por el COVID-19, Calvo considera que “nadie se imaginaba que el COVID-19 iba a tener esta magnitud en cuanto a la propagación del virus, pero MSD es una compañía que tiene presencia global en más de 140 países y eso nos dio cierta ventaja al tener mayor visibilidad de lo que estaba ocurriendo ya en algunos mercados, principalmente en Asia y en Europa, lo que nos permitió prepárarnos con antelación, elaborar protocolos y planes de contingencia para, por un lado, garantizar la seguridad de todos los trabajadores, y por el otro lado garantizar el suministro de nuestros productos a todos nuestros clientes, lo cual hemos podido cumplir de buena manera. MSD es una compañía que tiene 130 años de historia ligada a la innovación, al servicio de la humanidad trayendo y desarrollando productos innovadores para mejorar la vida de las personas y la salud de los animales.

El tener presencia a nivel global, nos permite tener una visibilidad para adelantarnos o tomar resguardo frente a este tipo de situaciones que pueden afectar de alguna manera a nuestro negocio. La compañía siempre va en pos de la medicina preventiva y en cómo podemos mejorar la salud y bienestar de los animales.

En el caso del negocio de salud avícola, la compañía año a año hace grandes inversiones en investigación y desarrollo para poder lanzar al mercado productos que sean innovadores, altamente eficaces, y que también le generen un valor agregado al productor optimizando la rentabilidad de su negocio”, explica Calvo.

INNOVACIÓN & PREVENCIÓN

MSD es una compañía que apuesta a la innovación, desarrollando productos y servicios para sus clientes. En la actualidad, en medio de la crisis global que ha generado el COVID-19, la compañía no ha cambiado su foco, al contrario, ha seguido invirtiendo en el desarrollo y en la innovación, “porque creemos que es una oportunidad para adaptarnos a las exigencias del mercado y las necesidades de nuestros clientes”, sostiene Calvo. Por otra parte, el Gerente de Avicultura Region Sur de MSD Salud Animal señala que “la reducción del uso de antibióticos a nivel mundial ya es una realidad.

En la mayoría de los países del mundo han adoptado esta tendencia y Argentina no es la excepción. En Argentina hace muchos años los productores avícolas vienen reduciendo el uso de antibiótico, con los objetivos de cumplir las exigencias de los consumidores y también dar garantía a los mercados de exportación; esa es la tendencia y MSD acompaña a los productores en ese camino.

Como ejemplo, en Argentina actualmente cerca del 50% de los pollos son vacunados al primer día de edad con vacuna coccidia, lo cual ha ayudado a reducir el uso de medicación en las aves.. Claramente, esto es una tendencia que han ido adoptando los productores en Argentina y que ha traído buenos resultados.

Por otra parte, es clave seguir mejorando la eficiencia en todos los procesos productivos, de ahí que también hoy en día la tendencia es llevar la vacunación a la planta de incubación. Sería ideal que todas las vacunas se apliquen en la planta de incubación para lograr una mayor eficiencia en el proceso de vacunación y MSD también está trabajando en esa línea.

El año pasado, en Argentina se lanzó el producto INNOVAX ND-IBD, que es una vacuna recombinante para el control de tres enfermedades que son importantes para la sanidad de las aves –Marek, Gumboro y Newcastle–, cuyo desarrollo demandó 14 años de investigación… MSD es la primera compañía a nivel mundial que logra producir y lanzar al mercado una vacuna con estas características y actualmente cada vez son más la cantidad de empresas en Argentina, y en la región, que están incorporando este producto en los planes de vacunación, justamente por las ventajas que ofrece, ya que se aplica en planta de incubación, tiene protección contra tres enfermedades y mejora el desempeño productivo”, señala Calvo.

UN BUEN PRODUCTO DEBE ESTAR ACOMPAÑADO DE BUENOS SERVICIOS

Es sabido que el mejor producto si no es correctamente aplicado, no tiene el resultado deseado. En ese sentido, Calvo sostiene que no hay que confundir vacunación con inmunización: “la vacunación no me asegura que las aves estén correctamente protegidas si las vacunas no se aplican bien.

Desde MSD no sólo nos preocupamos por entregar un producto diferenciado, sino también nos preocupamos por el servicio pre y post-venta. Tenemos un servicio que garantiza que los productos se están aplicando de manera correcta y, por lo tanto, van a tener un efecto positivo en el desempeño de las aves.

Tratamos de brindar un servicio de manera integral, abarcando todas las etapas productivas de las aves. Contamos con una plataforma –Convenience Program– que tiene por finalidad justamente garantizar que las vacunas se apliquen de manera correcta. Este programa se aplica en la planta de incubación, realizando una supervisión de todos los procesos de vacunación; desde la elaboración de la vacuna hasta la aplicación de la misma.

Después le damos continuidad en el campo, a través de monitoreos de evaluación de las aves, para hacer el seguimiento a lo largo de todo el proceso productivo. Nuestro objetivo es generar relaciones con los clientes más allá de lo comercial, porque finalmente trabajamos para un mismo objetivo, que es optimizar la rentabilidad del productor, por eso es súper importante estar cerca de nuestros clientes para identificar cuáles son sus necesidades y ver de qué manera podemos buscar soluciones o alternativas para sus problemas”.

LA EXCELENCIA DE UN PRODUCTO SE PAGA SOLA

Generalmente, cuando la economía “aprieta”, los productores se ven tentados a reducir costos a través de medicamente, aditivos o promotores de crecimiento de menor precio, aunque no siempre resulten totalmente efectivos.

Al respecto. Juan Esteban Calvo considera que “donde uno tiene que apostar, es en la inversión más allá del valor del producto, y para eso nosotros también estamos sumamente cerca de nuestros clientes, realizando pruebas de campo para demostrar –no solamente la eficiencia de los productos–, sino que también tienen un retorno en la inversión y que finalmente el producto se paga por si solo.

Efectivamente, hay productores que se pueden tentar a veces por alternativas más económicas del mercado, pero finalmente estas alternativas no terminan entregando el resultado esperado. MSD es una empresa que tiene años de historia avalada por la calidad de los productos –proceso sumamente largo– y, obviamente, da garantía que los productos van a entregar los resultados y la rentabilidad que espera el productor”.

COVID-19: UNA OPORTUNIDAD PARA EL SECTOR PRODUCTOR

La aparición del Coronavirus ha revolucionado el mundo, sin excepción de fronteras, y al mismo tiempo le ha otorgado a la producción agroindustrial un papel protagónico, en el cual el suministro y la provisión de alimentos tiene un rol escencial. “La pandemia ha generado incertidumbre en la industria avícola, con inestabilidad en los precios no sólo a nivel local, sino también a nivel internacional, y hoy en día el productor tiene una buena oportunidad para adoptar nuevas tecnologías que le permitan realizar su proceso de manera cada vez más eficiente. MSD acompaña al sector, viendo cómo podemos ayudar a que logre ese objetivo.

Sin dudas, la tendencia va en ese camino, a lograr una mayor eficiencia en los procesos, en cómo podemos seguir mejorando la productividad y el acceso a los mercados. Yo creo que Argentina tiene una oportunidad tremenda para seguir adoptando la tecnología y eficiencia en todos sus procesos para seguir llegando a los distintos mercados, porque hoy en día la carne aviar argentina tiene una presencia a nivel mundial. Por eso es importante tener una mirada a largo plazo, minimizar el uso de antibióticos con una buena sanidad en las aves que nos permita ofrecer un producto que cumpla con los estándares que demandan los nuevos consumidores.

Obviamente, eso también te da una ventaja competitiva respecto a otros países ya que te permite llegar con productos a mercados exigentes, como, por ejemplo, el europeo. Seguramente los productores deberán seguir adoptando estas tecnologías, ver de qué manera pueden ir automatizando sus procesos para ser más eficientes en toda la cadena de producción, y obviamente, ser más competitivos para seguir exportando sus productos, advierte Calvo.

Respecto del crecimiento de la demanda global de proteína animal en el mundo, Calvo considera que “la situación particular que se está viviendo en China con la peste porcina africana, va a generar que continúe la demanda global de proteína animal y creo que esto presenta una oportunidad extraordinaria para los productores avícolas, para que puedan seguir produciendo y aumentando sus niveles de producción.

Vemos que Argentina en lo que va en el año también ha aumentado el consumo de carne de pollo por ser una proteína accesible para todos los consumidores, y por lo tanto creo que quien apueste a la eficiencia en los procesos, a la tecnología y a la automatización, eso va a llevar finalmente a la rentabilidad del negocio”.

EL CONTACTO CON LOS CLIENTES EN TIEMPOS DE COVID-19

Una de las principales características en la relación entre MSD y sus clientes, siempre radicó en un contacto permanente y estrecho. Claramente, las obvias precauciones y restricciones que impone la pandemia han llevado a las compañías –en general– a promover otras formas de relacionamiento. Juan Esteban Calvo aclara que “si bien no es lo mismo, afortunadamente tenemos la tecnología que nos ha ayudado bastante como canal de comunicación.

Tenemos las plataformas digitales que nos permiten estar conectados y seguir apoyando a los clientes a distancia, y creo que nos hemos podido adaptar tanto el productor como nosotros, a usar este tipo de herramientas para seguir conectados.

Probablemente, por algún tiempo va a ser necesario seguir tomando todas las medidas de precaución hasta que la situación esté bajo control, y espero que esta pandemia, aparte de hacernos personas un poco más tecnológicas, sobre todo nos transforme en mejores personas”, concluye enfáticamente Juan Esteban Calvo, Gerente de Avicultura Region Sur (Argentina-Chile) de MSD Salud Animal.