El precio histórico de la miel impulsa las inversiones en toda la cadena

0
154

Con un valor que supera los U$S 3 por kilo, apicultores y exportadores invierten en equipamiento para hacer más eficientes sus procesos

Este año, el precio internacional de la miel subió al tren del aumento del valor de los commodities. También se vio favorecido por las malas cosechas en el hemisferio norte y por nuevas normas que aplicó Estados Unidos para detectar adulteraciones de los productos, limitar sus importaciones del continente asiático y concentrarse en Sudamérica.

Gracias a todos estos factores, hoy el apicultor recibe tres veces más que el año pasado, cuando obtenía un dólar y fracción por cada kilo entregado. Estos valores, sumados a las proyecciones de una demanda sostenida y la posibilidad de llegar a nuevos mercados, alentaron a Argenmieles a invertir en nuevos equipos y a asociarse con nuevos partners para procesar mayores volúmenes.

Escucha la nota completa

“Compramos dos equipos para nuestra planta ubicada en Roque Sáenz Peña, Chaco: una formadora de cajas y una selladora de cajas. Ya habíamos invertido en ampliar la capacidad productiva, y pasamos de 6.000 a 20.000 kilos”, señala Lucas Andersen, responsable de Argenmieles, “con estas nuevas máquinas, hoy podemos hacer un contenedor completo con un mismo lote, lo cual simplifica muchísimo todo el proceso”.

Se calcula que la Argentina exporte alrededor de 60 mil toneladas de miel al año. En el primer trimestre de 2021, ya se enviaron 10 mil Tn. El mayor volumen se exporta entre Marzo y Mayo, para que sea envasada previo al invierno en el hemisferio norte.

Argenmieles maneja un volumen de 2200 Tn anuales, con miel que recibe de más de 10 provincias productoras. La empresa concentra la cosecha de más de 250 proveedores, entre los cuales se encuentran cooperativas que a su vez nuclean a pequeños apicultores. La recepción de la miel, su homogeneización y envasado se realiza en parte en Chaco y en parte en Tigre, provincia de Buenos Aires. El 95% del volumen se exporta, tanto con la marca de Argenmieles como de terceros. Del volumen de exportación más de un10% se despacha fraccionado.

“A futuro esperamos industrializar algún proceso en nuestra planta de Tigre también, que puede ser el homogeneizado o fraccionado, para complementar el trabajo de la planta de Chaco”, proyecta Andersen. “En paralelo estamos trabajando con plantas externas y esto nos permitió incrementar el volumen y atender la demanda”.

Apicultores sobre ruedas

La trashumancia es una práctica muy frecuente en la apicultura. Implica que los productores trasladen las colmenas a distintos campos según la época de floración, un proceso que puede llevar cientos de kilómetros. Para que estos movimientos se realicen en forma práctica, cómoda y sin riesgo para las abejas, suelen palletizarse las colmenas.

Por esta razón, cada vez es más común encontrar minicargadoras Bobcat en los establecimientos que cuentan con actividad apícola. Son equipos todoterreno, con ruedas heavy duty, muy versátiles, a los que se les coloca una uña porta pallets y permite el traslado de las colmenas muy fácilmente.

“Hace muchos años que ofrecemos estos equipos con la modalidad de canje a los apicultores, y observamos que este año la demanda se triplicó”, indica Andersen, “gracias al valor actual de la miel, los apicultores pueden acceder a una Bobcat con 40-45 tambores dependiendo de la configuración, cuando antes necesitaban el doble. La familia Gerardi, de Trenel, provincia de La Pampa, fue pionera en el uso de minicargadoras para su producción, modelo que trajeron de USA, ya que cada año mueven más de 3000 kilómetros con sus 8000 colmenas, desde Salta hasta la provincia de Buenos Aires.”

A través del canje de tambores de miel por minicargadoras, hoy los pequeños y medianos apicultores también pueden capitalizarse con una minicargadora, que no sólo le sirve para el movimiento de colmenas, sino que tiene múltiples usos en un establecimiento. Las Bobcat cuentan con accesorios de acople rápido con más de 40 aditamentos, de modo que pueden utilizarse para movimiento de suelos, tareas de desmalezamiento, barredoras, etc. Al ser equipos chicos, pueden trasladar fácilmente en un tráiler o camión. Su tecnología es simple y trae muchos beneficios.