Lo dice la médica argentina Julieta Werthein, directora de la obra social más grande de Israel, el país más avanzado en la búsqueda de una cura. Ya empezaron con testeos en laboratorio y tienen hasta el ADN del virus en computadora.