Seúl, 2 de diciembre (Yonhap) — Corea del Sur ha confirmado, este miércoles, otro caso de gripe aviar (AI, según sus siglas en inglés) altamente patógena en una granja avícola local, suscitando preocupación sobre una posible transmisión de la enfermedad a nivel nacional.

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales, la cepa H5N8 de la gripe aviar altamente patógena fue descubierta en una muestra recolectada de un caso sospecho en una granja avícola de Sangju, a 270 kilómetros al sureste de Seúl.

Las autoridades locales dijeron que sacrificaron a 188.000 pollos y están matando a 180.000 codornices criados en la granja.

Corea del Sur planea matar a otras 251.000 aves de corral de las granjas dentro de un radio de 3 kilómetros del criadero de aves infectado.

Asimismo, las autoridades planean llevar a cabo pruebas en todas las granjas ubicadas dentro de un radio de 10 kilómetros del área y emitir una prohibición de circulación por 30 días.

Corea del Sur confirmó, el sábado, un caso de gripe aviar altamente patógena en una granja de patos en Jeongeup, lo que supuso el primer caso de este tipo reportado por una granja avícola desde marzo de 2018.

Las autoridades han sacrificado a alrededor de 400.000 aves domésticas, debido a la infección de Jeongeup.

El ministerio dijo que hay un pequeño arroyo alrededor de la granja infectada, que sirve como hábitat para las aves silvestres.

Las autoridades están investigando si los dos casos separados de las granjas locales están relacionados entre sí.

El viceministro de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales de Corea del Sur, Lee Jae-ouk, dijo, durante una sesión informativa, que las granjas avícolas a nivel nacional son críticamente vulnerables a la infección de la gripe aviar.

Lee agregó que hubo casos importantes en el extranjero, como en Europa y Japón, explicando que puede ocurrir otro caso altamente patógeno en cualquier lugar, puesto que el número de aves migratorias se incrementará en el país hasta enero.

Se implementó, hasta el jueves, una prohibición de viaje sobre personas y vehículos en las granjas avícolas e instalaciones relacionadas, en las provincias de Gyeongsang del Norte y Chuncheong del Norte y del Sur.

Corea del Sur ha reforzado la protección contra la enfermedad desde fines de octubre, cuando se halló un caso de gripe aviar altamente patógena cerca de un arroyo de Cheonan, a 92 kilómetros al sur de Seúl. Este supuso el primer caso confirmado de gripe aviar, procedente de aves silvestres, en 32 meses.

El ministerio dijo, esta mañana, que se confirmaron dos casos adicionales, procedentes de aves silvestres, en Anseong, a 77 kilómetros al sur de Seúl, y Jeonguep, en la provincia de Jeolla del Norte, elevando el total de casos a 12 desde octubre en el país.

La gripe aviar altamente patógena es sumamente contagiosa y puede causar enfermedades graves e incluso la muerte de las aves.

El ministerio indicó que se encuentran en una situación grave, teniendo en cuenta que el país ha confirmado, desde octubre, 12 casos de gripe aviar altamente patógena, procedentes de aves silvestres.