Las multinacionales de maquinaria agrícola que operan en el país alertaron que, si bien hay rubros donde la compra de equipos por parte de los productores y contratistas sigue en alza, “la falta de créditos se hace sentir” y esto afecta otros segmentos del mercado, como cosechadoras y tractores que son de mayor valor.

“El panorama del 2020 fue un año atípico, habíamos arrancando bien en los negocios agrícolas”

La Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores y otros equipamientos Agrícolas, Viales, Mineros, Industriales y Motores (AFAT) se pronunció así tras evaluar los datos de ventas del tercer trimestre de 2020. Hubo subas en implementos y sembradoras, por ejemplo, pero caídas en ese trimestre en tractores y cosechadoras.

En el tercer trimestre del año, de acuerdo al Indec, los implementos aumentaron un 66,8% versus el mismo trimestre de 2019 y las sembradoras un 5,2%. No obstante, se registraron caídas en tractores y cosechadoras del 7,7% y 7,6%, respectivamente. En tanto, acumuladas, las ventas de enero-septiembre subieron 33,1% en implementos, 21,7% en sembradoras y los tractores aumentaron 4,9%. En cosechadoras en ese período hubo una baja del 2,5% versus igual lapso de 2019.

Escuchá la entrevista a Reynaldo Postacchini, Pte de la AFAT.

“El escaso crecimiento en tractores y la caída en la venta de cosechadoras demuestran que los productores y contratistas argentinos mantienen el interés en invertir y renovar su plantel de maquinaria, pero que, sin embargo, encuentran dificultades para adquirir tractores y cosechadoras, que son las inversiones de mayor valor”, dijo Reynaldo Postacchini, presidente de AFAT.